Regalo Dulce Final Productores

Rafa Gorrotxategi

Rafa Gorrotxategi es la tercera generación de la Familia Gorrotxategi. Desde su niñez ha vivido entre hornos y mangas pasteleras.

A los 24 años, se dedica a trabajar codo con codo en el obrador con su padre José Mari Gorrotxategi, realizando diversos cursos de Confitería y Chocolatería en Alemania, Francia y a nivel nacional.

Esta nueva apuesta de Rafa Gorrotxategi es un salto adelante en calidad e innovación. Nos va a sorprender con nuevos productos y novedosos maridajes que pretenden llevar la repostería artesana a niveles de alta gastronomía.

Lleva años demostrándonos que la alta chocolatería no tiene misterios para él, ahora nos demostrará que la alta confitería, tampoco.

Rustic Queen

Rustic Queen comienza su andadura hace dos años, en un maravilloso enclave asturiano, entre el mar y la montaña, con la intención de dar un valor añadido al arándano, fruto reconocido por sus muchas propiedades y con el empeño de contribuir al desarrollo rural.

Valorando lo que nos da la tierra e implicando tanto a organismos, productores y población rural, desarrollamos productos de la más alta calidad a nivel nutricional.

Nuestro proyecto se basa en la producción y comercialización de productos derivados del arándano asturiano. También estamos certificados por el COPAE (Producción agraria ecológica del Principado de Asturias).

Actualmente estamos inmersos en el desarrollo de productos totalmente innovadores que en breve presentaremos.

Asturcilla

La historia de Asturcilla es una historia colectiva.

Asturcilla fué desde el primer día un proyecto colectivo: en primer lugar surge la idea de elaborar productos con avellana asturiana a raíz del trabajo realizado por Gabitu,el Grupo de Trabajo sobre el Avellano del Centro de Desarrollo Rural El Prial.

A partir de ahí y después de hacer unas cuantas pruebas hasta dar con el sabor que deseábamos  empezamos a elaborarla un grupo de 4 personas, que luego se unió con el catering de comida ecológica Con-Fusión Comidas para formar la cooperativa que somos actualmente, Kikiricoop S. Coop Astur.Mediante el proyecto  Asturcilla intentamos aprovechar la producción local de avellana , un cultivo cada vez más abandonado en nuestro entorno a pesar de su gran valor ambiental y nutritivo.

BEHONEY


En 2015, tenía una situación de grandes tensiones laborales de la ciudad y simplemente decidí que debía encontrar la manera de incorporar un poco de tranquilidad y naturaleza a mi vida, algo que compartía con un compañero de trabajo de hacía más de 15 años.

Junto con mi compañero de nuestro anterior trabajo recuperamos una pequeña huerta familiar, hablamos con agricultores y ganaderos para conocer un poco más el sector, y entre estas conversaciones me sorprendió una persona, a punto de jubilarse, que hablaba con tal pasión de las abejas, del estudio que durante toda su vida estaba haciendo de las mismas, alguien que no se quejaba de su trabajo, una persona que junto a su esposa, ambos apicultores, disfrutaban del trabajo, disfrutaban con solo hablar de las abejas. Visto estos sentimientos, decidí que como mínimo debía conocer en qué consistía, pues hasta la fecha la imagen que yo tenía de una colmena era la de aros redondos y amarillos de los dibujos.

Lo primero que hice fue ir a una reunión de apicultores, en la que muchos exponían sus problemas, y algunos nos daban consejos. Después visitamos el colmenar de un vecino de mi infancia, que llevaba unos pocos años con colmenas y le vi la misma pasión que al primer apicultor que indicaba antes, aun con menos experiencia.

Dispuesto a coger conocimientos sobre la apicultura, realizamos varios cursos sobre la misma, sobre plaguicidas, para conocer uno de los mayores enemigos de las abejas como son determinados herbicidas e insecticidas, también realicé cursos sobre bienestar animal. Todo esto combinado con visitas a colmenares de los que ya eran amigos. Paralelamente diseñamos un plan de empresa, pues ya habíamos decidido que este iba a ser nuestro camino para las próximas décadas.

Para finales de 2016 fue el momento de dar el salto y montar la explotación propia, fue algo muy emocionante, colocar las primeras colmenas, ver las abejas salir de tus colmenas, empezar aplicar lo aprendido. También llegaron los primeros golpes, el pillaje entre colmenas grandes, pequeñas y colmenares de otros apicultores cercanos, la lucha contra la polilla. Y por supuesto, la varroa, el ácaro que más debilita y daña las colmenas, pues nos dimos cuenta que aun cuando tenemos nuestras colmenas saneadas y cuidadas, si hay algún colmenar de otro apicultor cercano o enjambres silvestres sin cuidar, la varroa vuelve una y otra vez.

En 2018 es cuando ponemos nuestro primer tarro de miel a disposición de los clientes-amigos, y desde entonces ha sido una emoción continua, cada vez que una tienda decide compartir nuestros productos con sus clientes, cada vez que nos entra un mail o un whatsapp con un pedido, y por su puesto cada vez que se acerca una floración y las colmenas empiezan a zumbar y a crecer, es como me dijo un día una apicultora, una explosión de vida cada vez que se acerca la primavera.

domingo,lunes,martes,miércoles,jueves,viernes,sábado
enero,febrero,marzo,abril,mayo,junio,julio,agosto,septiembre,octubre,noviembre,diciembre
No hay suficientes productos disponibles. Solo quedan [max].
Buscar favoritosBorrar favoritos
Carrito

Tu carrito está vacío.

Seguir comprando